Camí Les Bruixes, s/n 46780 OLIVA, Valencia - Spain
(+34) 962 826 500

Principales tendencias para el 2018 en el sector de la logística

Grupo Llácer y NavarroBlog Noticias Operador LogísticoPrincipales tendencias para el 2018 en el sector de la logística
11
Ene
2018

El sector de la logística está sufriendo una metamorfosis profunda con la implantación de la industria 4.0 que se augura como la cuarta revolución industrial. En este sentido, la transformación de las técnicas de transporte se hace también patente mediante los sistemas de automatización que agilizarán las cadenas de suministro.

Principales tendencias innovadoras para el 2018

1) Los almacenes robotizados son ya una realidad para muchas empresas que emplean vehículos manejados automáticamente, como las carretillas elevadoras.

Otro ejemplo es el picking, que consiste en la recogida de los productos por parte de unidades robóticas que pueden ser guiadas mediante cascos de realidad aumentada.

Estos sistemas son muy eficientes, precisos y rápidos, conllevando una notable reducción de accidentes laborales y otras incidencias.

2) El transporte autónomo o semiautónomo es también una posibilidad muy interesante que nos puede ser de gran utilidad para mitigar problemas asociados a la seguridad. Por ejemplo, representará una gran herramienta para el conductor en el sentido de combatir la habitual fatiga.

Igualmente, podremos llevar a cabo las operaciones de carga y descarga sirviéndonos de sistemas elevadores controlados remotamente. Huelga decir que estos sistemas cuadruplicarán el rendimiento operacional ordinario.

También, contaremos con drones que agilicen las actividades de transporte en el momento de evitar atascos y dinamizar ciertas decisiones a tiempo real.

3) La llamada “última milla” es la última etapa de la distribución en la que se entrega el producto al cliente y es, además, la fase más cara de toda la logística. Si conseguimos optimizar este paso, podremos abaratar notablemente la cadena de suministro.

Para ello, podemos apostar por la especialización en los servicios de esta última milla o por implantar sistemas inteligentes de recogida que minimicen el impacto de la tasa de ausencia, entre otros.

4) El principio del big data implica grandes masas de datos producidas por los sistemas implicados en las operaciones y que presentan una fuerte intercomunicación entre ellos. Se trata de la conexión a internet entre objetos o internet de las cosas, clave de la logística inteligente.

Igualmente, utilizando la inteligencia artificial, podremos optimizar rutas, disminuyendo riesgos con sólidas baterías de fórmulas de prevención. Cada dato nos ayuda a predecir y minimizar posibles incidentes y errores en las cadenas de suministro.

5) La impresión 3D nos permitirá el fomento de la autorreparación de los equipos, lo que nos da mucha versatilidad e independencia respecto a la consecución de piezas de repuesto.

6) El software ERP (Enterprise Resource Planning) se traduce como “un sistema de planificación de recursos empresariales”. Estos robustos sistemas consiguen hacerse cargo de una amplísima variedad de operaciones dentro de una empresa, pudiendo controlar desde la producción, almacenaje, contabilidad, distribución, transporte o recursos humanos, por citar los más significativos.

Es decir, nos ofrece una herramienta muy potente para optimizar la gestión de recursos y actividades. Actualmente, más de la mitad de empresas que invierten en este programa presenta una mejora notable de la productividad.

operador logistico

Grupo Llacer y Navarro – Operador Logístico

Compromiso con la sostenibilidad

No nos podemos olvidar de que la optimización de procesos conllevará un aumento de la eficiencia en lo que respecta a consumo de recursos y energía. Por un lado, se trata de reducir costes y, por otro, de implicarse en prácticas respetuosas mediante operaciones sostenibles, lo cual, a su vez, es un sello de calidad y garantía que se puede explotar para aumentar la credibilidad y la competitividad de la compañía en los mercados.

El transporte, clave para el éxito

En definitiva, la logística y el transporte son claves para el éxito del comercio. Las tendencias nos anuncian el cese de procesos masificados, apostando claramente por actividades altamente personalizadas, adaptadas a los requerimientos específicos del cliente, con el que se establece un productivo feedback durante todo el proceso.